Hoy domingo, justo cuando se cumplen 3 años de viaje, he llegado de nuevo al kilómetro 0 en la madrileña Puerta del Sol, allí donde empezó todo, poniéndole el punto final a una  aventura que me ha llevado a lo largo de 33.000 kilómetros, 4  continentes y 31 países a darle la Vuelta al Mundo a  pie lanzando un mensaje de cuidado y respeto de la  Naturaleza y el planeta Tierra. Gracias a todos los que habéis  estado ahí apoyando y haciendo que este sueño se haga

¿El objetivo? Documentar el cambio climático y «lanzar un mensaje de amor por la Naturaleza». A través de su blog y sus  diferentes redes sociales el aventurero ha reunido fuerzas  necesarias para recorrer más de 30.000 kilómetros.

Admite que no ha visto ni el Taj Mahal, ni Machu Picchu, lo que  de verdad quería conocer este malagueño de melena rizada es  a la gente, las culturas, comprobar «que la inmensa mayoría  es buena».